Todo lo que necesitas saber sobre los estores para el salón

Todo lo que necesitas saber sobre los estores para el salón

El salón es una de las estancias donde la entrada de luz solar cobra mayor importancia. En él podemos ver la tele y descansar, pero si hay espacio suficiente también podemos leer, trabajar o comer.

Para poder regular la cantidad de luz en cada instante del día y decidir si queremos más o menos privacidad, podemos disponer de uno o más estores.

Si quieres estar al tanto sobre los diferentes tipos de estores que se pueden colocar en las distintas estancias de la casa y a su vez ahorrar energía, te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos elementos y su provecho en el salón.

Diferentes tipos de estores

Dependiendo de lo que quieras conseguir en el salón, deberás elegir un tipo de estor u otro. Introducimos las funciones más comunes y sus principales utilidades:

  • Estor enrollable, el más polivalente

Las contraventanas plegables son sin duda las más populares. Han llamado mucho la atención en muchas familias, principalmente porque son muy simples de operar y fáciles de usar. Si la ventana es automática, la tela de la ventana se puede proteger fácilmente con una cadena o un motor.

No hay duda de que, si eliges las contraventanas plegables, elegirás un clásico que siempre sea seguro. Además, puedes elegir entre plegables con varillas o contraventanas plegables con pliegues, dependiendo de si quieres que aporten más apariencia o un aspecto normal o casual.

  • Lo último en tecnología gracias a los Estores estilo screen

¿Quieres utilizar la última tecnología para decorar las ventanas de tu salón? A continuación, se recubren con mamparas, que se caracterizan por estar fabricadas con tejido industrial de poliéster o PVC y fibra de vidrio. Su principal ventaja es que puede proteger a los residentes de muebles y casas de los rayos ultravioleta.

Por lo tanto, los muebles no se deterioran tan rápidamente y el sol no lo molestara en los días más brillantes. Por otro lado, este tipo de tejido es ignífugo y se puede limpiar y mantener fácilmente.

  • Estores texturizados

Las persianas texturizadas tienen la ventaja de proporcionar diferentes apariencias. Aunque están diseñados principalmente con poliéster (para aumentar la resistencia y la durabilidad), pueden imitar otras texturas. El lino es más común para las contraventanas texturizadas, que es muy apreciada por su apariencia elegante y natural.

  • Personalización en los estores que marcarán la diferencia

Por otro lado, existe un tipo de estor que realmente permite cualquier factor de personalización. Esto significa que puede elegir su tamaño (altura y longitud), así como los materiales y especificidades de las que están hechos.

A su vez, también es posible determinar el patrón de dichos estores para que podamos imprimir en él nuestros paisajes, fotos o patrones favoritos.

  • Persianas venecianas: ambiente romántico

Si tu salón está decorado de forma romántica (o quieres hacer circular el aire a través de las persianas), puedes instalar persianas venecianas. Su característica es que no están enrollados, recogidos y fijados con cintas. También son generalmente más livianos y más volátiles que otros tipos de persianas.

  • ¿Monocromáticos o estampados?

A la hora de elegir las persianas para tu salón, una de las preguntas más importantes que debes hacerte es si quieres que sean simples o monocromáticas, o quieres que sean más coloridas o estampadas. En términos generales, podemos ofrecerle dos consejos importantes.

  • El primero es el menaje relacionado con los muebles de salón y otros accesorios. Si son sobrios y poco brillantes, no es mala idea utilizar persianas para darle un toque de color a la habitación.
  • Y, por otro lado, si desea que su sala de estar sea más elegante y refinada, lo mejor es renunciar a cualquier patrón.

Por último, a la hora de elegir cómo cubrir las ventanas del salón hay que tener en cuenta que los estores se pueden completar con menos espacio. La razón es que solo pueden ocupar el espacio definido por la propia ventana, ni más ni menos, y no necesitan llegar al suelo.

Asimismo, cuando no se utilizan son prácticamente invisibles, ya que se enrollan sobre sí mismos. Para hacerlo, por otro lado, solo se necesita un simple mecanismo que se acciona con una cadena o se automatiza con un pequeño motor.

No Comments

Post A Comment