¿Por qué es tan importante usar lonas para piscina después del verano?

¿Por qué es tan importante usar lonas para piscina después del verano?

Con el fin del verano, los propietarios de piscinas deben enfrentarse al mismo problema de todos los años: ¿cómo puedo proteger mi piscina? Desde Toldos Océano os recomendamos utilizar lonas para piscina. ¿Sabes para qué sirven? Estas lonas o cubiertas son la solución ideal para mantener el buen estado de la piscina durante los meses de desuso.

Como expertos en la instalación de toldos y lonas, uno de los servicios que ofrecemos es la venta y colocación de cubiertas de invierno para piscinas. Esta instalación se encargará de proteger el agua de la piscina de elementos externos como pueden ser las hojas, ramas o bien insectos. Y por supuesto, del intenso frío que acostumbra a sufrir la Comunidad de Madrid en los meses invernales. Ahora que está terminando la temporada de baño, es el momento de hacerte con tu lona para piscina.

Ventajas de usar lonas para piscina

Si en años anteriores has utilizado otros métodos para proteger tu piscina, probablemente no estés interesado en saber para qué sirven las lonas para piscinas porque consideras que no las necesitas. Sin embargo, puede conocer sus ventajas te haga cambiar de opinión.

  • Evita que hojas y otro tipo de suciedad atasquen las cañerías del desagüe.
  • Facilita la labor de puesta a puntito de la piscina tras el invierno.
  • Evita que animales (aves o insectos) entren en contacto con el agua.
  • Ofrece seguridad al entorno de la piscina evitando caídas.
  • Protege la calidad del agua.
  • Elimina puntos de tu lista de tareas de mantenimiento de piscinas en invierno.

¿Cuál es la función de una lona de piscina?

La lona de invierno cumple tres propósitos fundamentales.

Mantiene la piscina limpia

El objetivo principal de las lonas para piscina es retener toda la suciedad de elementos externos que llega por el viento. Previniendo así que bloqueen las cañerías de la piscina. Asimismo, contribuye a que no se congele el agua en las frías noches de invierno, lo que podría producir grietas en el vaso. A su vez, obstruye la acción de los rayos solares, que provocaría que abundaran esos microorganismos que manchan el agua.

Evita la evaporación del agua

Pese a las lluvias, el nivel de agua de la piscina acostumbra a descender en primavera, debido a que se pierde por evaporación. Para impedir este gasto superfluo de agua en el arranque de la piscina en verano, se debe poner la lona de piscina para el invierno, que evitará que baje de forma sustancial ese nivel del agua.

Mantiene la seguridad de la piscina

Poner una lona de piscina reduce en buena medida el peligro de que mascotas o bien pequeños caigan al agua. A fin de que la cubierta de la piscina sea un buen elemento de seguridad debe sostenerse tensa, recia y estar realmente bien anclada.

Si estás interesado en poner una lona en tu piscina para su protección durante el invierno, puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso. Desde Toldos Océano te ofreceremos información detallada sobre nuestros servicios.

No Comments

Post A Comment